Páginas vistas en total

jueves, 7 de julio de 2011

Normas

He sido spankee desde que yo recuerdo, pero hace relativamente poco que ejerzo como tal.
Y a lo largo de toda mi vida,siempre he tenido grandes dificultades para cumplir las normas. En general, toda figura que representase autoridad, padres, maestras, superiores laborales, etc, lo han llevado crudo conmigo.
No es que sea irresponsable. Es que nunca he admitido las jerarquías, y eso me ha costado no pocos disgustos.
Hasta que conocí a mi pareja, claro
Empezamos con una relación de spanking-juego, en la que no faltaban los roles. Pero, al ir ganando intimidad, al aparecer sentimientos mas complejos, surgieron los cambios.
Nunca hubo imposiciones. Todo se habló previamente, todo se pactó. Siempre.
Pero de una forma mas general.
Enseguida, me dijo que yo, obviamente, no podía "mandarme sola". Que tenia un carácter endiablado, era indisciplinada, bastante inconsciente, y estaba falta de "mano dura".
Casi sin darme cuenta, poco a poco , aparecieron normas. Normas a las que hay que atenerse. Cumplirlas.
Tengo que dormir ocho horas diarias. Puedo acostarme todo lo tarde que quiera, siempre y cuando pueda levantarme tarde para compensar, o dormir siesta. Porque no es ningún dictador. Entiende que me quede levantada, si quiero,hasta las tantas. Pero se que mañana me preguntara cuantas horas he dormido. Y le diré la verdad, porque acordamos que asi lo haria, Si son menos de ocho, recibiré una azotaina, y no valdrá ninguna excusa.
Puedo eludir las tareas domesticas si quiero. En la practica, no le importa nada hacer el mas cosas que yo,
A veces, me pregunta si esa desidia mia no es una conducta que deba cambiarse, Pero aun no lo hemos señalado como una falta digna de castigo.
Gritos,
Tengo la mala costumbre de levantar la voz cuando discuto. Y a veces, hasta rompo cosas, en algún arranque de rabia.Las pocas veces que lo he hecho estando el presente, me ha mandado a la habitación, con la orden de salir "cuando me calme". Al salir, ya calmada, me ha dado azotes hasta hacerme llorar.
Conducta temeraria.
Las calles se cruzan por el semáforo o paso de cebra. Las normas de seguridad vial se respetan, todas.
Para alcanzar objetos que están demasiado altos, debo esperar a que el llegue y pedírselos.No quiere que me suba a escaleras, ni mucho menos a taburetes puestos sobre la mesita del café .
Cualquier infracción de las normas acarrea un castigo severo e inmediato.No hay atenuantes, no hay excusas, no se admiten protestas.
Al principio, llevaba muy mal que hubiese normas y que tuviese que cumplirlas. No estaba acostumbrada.
Pero me acostumbré rápido.
Y acepto que lo hace con todo el derecho que yo le he otorgado.
A veces le odio cuando estoy recibiendo el castigo, Es algo momentaneo, que se me pasa cuando al fin me permite abandonar el rincón. Después, siempre, me repite los motivos que tenia para hacerlo, y me recuerda l mucho que me quiere.
Entonces, siento que le quiero como no he querido a nadie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario