Páginas vistas en total

domingo, 4 de septiembre de 2011

Vagancia.

Confieso que es el mayor de mis defectos.
Me encanta quedarme en la cama hasta tarde, posponer lo que tengo que hacer hasta que ya no queda mas remedio, y pasar horas tirada en el sofa viendo peliculas.
No soy perezosa para tareas de limpieza y cuidado de la casa, por ejemplo. Pero si para prepararme la comida, que facilmente se sustituye por cualquier cosa. Soy perezosa incluso para pararme a comer, y capaz de reemplazar el desayuno por un litro de batido de chocolate, por ejemplo.
Hace años, por problemas de espacio, tomé la decision de limitar el numero de libros que tenia en la casa, cosa
que consigo de dos maneras: Tomando libros prestados de la biblioteca, y practicando un riguroso control de crecimiento demografico de los libros.Por cada uno que entra, otro debe irse. Ninguna de las dos soluciones ha resultado perfecta, debido a mi tendencia a posponer las cosas. Me ha tocado reemplarar ya tres libros de la biblioteca a los que se les ha caido encima respectivamente , una coca cola, un café, y el contenido de una pecera ( no tengais peces y gatos en la misma casa). Por otro lado,sobre la mesita del café "viven" desde hace tres meses varios libros que he quedado en regalar a una sobrina, pero que nunca me acuerdo de llevarle.
A G, al principio, muy al principio, le hacian gracia este tipo de cosas, aunque me insistia, medio de broma, en que podia ayudarme a corregir esos defectillos.
Pero después de que , varias veces, tardasemos mas de lo debido en salir de casa, porque yo no encontraba mis llaves, o de que le pidiese varias veces que me hiciese una perdida al movil para localizarlo con el sonido, dejo de parecerle divertido. Acabé por aceptar que ciertas costumbres desordenadas deben erradicarse. Entonces, empecé a ser reprendida por faltas relacionadas con esta cuestión.
No funcionaron las reprimendas verbales, primero, ni los castigos moderados a continuación. Total, que ya he recibido unas cuantas zurras fuertes por perder cosas. De nada me ha servido llorar, ni tratar de convencerle de que es algo superior a mi, que nunca voy  a conseguir corregir.Ha apostado conmigo a que en menos de un mes, logro ser la persona mas ordenada del mundo, Eso, o me acostumbro a estar de pie el resto de mi vida.
Pero esta mañana, me he superado a mi misma.
Hemos estado gran parte de la mañana ordenando cosas en la casa, armarios y eso. En un momento dado, el se ha ido a la cocina a preparar la comida, y yo he terminado de guardar cosas en una comoda.
Después, ibamos a bajar a la calle a tomar algo, pero ... sorpresa. Esta vez eran su movil y sus llaves las que habian desaparecido.
Me lo he pasado en grande riendome mientras las buscaba, jurandole que yo no se las habia escondido, ni nada que se le pareciese. Riendome mientras el buscaba y rebuscaba , diciendo que no podia ser...
hasta que se me ha ocurrido sugerirle que llamasemos a su movil desde el mio.
En que hora.
Ha empezado a sonar el movil dentro de uno de los cajones de la comoda que yo habia estado ordenando.
Mientras me acusaba de llevar la travesura demasiado lejos, y yo sostenia que no, que debia haber sido sin querer, ha abierto el cajon, descubriendo que yo habia guardado varias prendas precipitadamente y sin doblarlas. Entre ellas, accidentalmente, habia metido el movil y las llaves.
Esto zanjó la discusion. Nos fuimos a tomar algo, yo tan feliz, pues habia demostrado que no lo habia hecho a proposito.Al subir en el ascensor , a la vuelta, me ha dicho que, en efecto, se creia mi inocencia, pero que
en cualquier caso, me la habia ganado por descuidada y perezosa. Y que, si bien ayer me habia librado de probar la dichosa pala de ping pong, hoy no iba a tener tanta suerte. No solo eso, me ha hecho ir a buscarla mientras el se ha sentado a esperarme comodamente en el sofa.
Justo lo que no he podido hacer yo a la hora de la comida, sentarme comodamente.Pienso quemar o tirar esa pala en cuanto se descuide, y decirle que el sabra donde pone sus cosas, que yo no se nada.

2 comentarios:

  1. No creo que sirva de mucho hacer desaparecer esa pala. Evidentemente cuando se dé cuenta de ello, será reemplazada por otra igual o peor. Eso por lo menos haría yo en su caso.Ánimo con tu lucha contra la pereza y el desorden. Yo te podría ayudar en eso, soy un poco maniático con ello, y es fuente constante de conflictos y azotes.

    ResponderEliminar
  2. hola trasto

    por experiencia te aconsejo que no atentes contra la pala, no se como sera tu pala pero la que yo tengo es acolchada y al menos la mia pica mas que duele, antes que esta de la que te he hablado tenia una que no era acolchada y esa si que dolia un poquito tirando a un muchito pero una vez que me acostumbre a ella le cogi hasta cariño y no dejaba que faltara en ninguno de mis castigos, hasta que un buen dia se rompio por la mitad en un castigo, me lleve un disgusto tremendo, me compre otra pero acolchada que esta guay como ya he comentado pica mas que duele solo duele cuando me pongo crema o agua antes de que me azoten con ella, sigo buscando otra pala como la que se me rompio pero como no la encuentro en un color que me guste pues de momento no me he comprado otra. Respecto a los despistes y el desorden pues la verdad es que yo soy igual, pero yo me propuse que un dia a la semana tenia que ordenar y hacer todo lo que no hago los demas dias, me costo mucho trabajo conseguirlo pero desde entonces soy un desordenordenado como me dice mi madre. Todo es cuestion de proponerselo una misma. un saludo Salamandrina

    ResponderEliminar