Páginas vistas en total

viernes, 19 de agosto de 2011

Lo bueno y lo malo

Total, que al final no me quedó otra que ir al medico. Tal como yo sostenía, no es nada grave, pero dice que la inflamación no me bajara sin reposo. Así que hoy no he trabajado, y mañana tampoco.
Me lo he tomado con filosofía, he llamado al trabajo y me han deleitado con su sensibilidad habitual . "precisamente en viernes y sábado", me han dicho, como si no estuviese claro que llevo arrastrando esto desde el martes.
G no ha llegado hasta las cuatro y media. Ya le había llamado  para decirle lo que había. Al principio, todo han sido mimos y cuidados. En su linea, claro. Ya te lo había dicho, tenias que haber ido mucho antes, que has comido hoy, etc etc
Esa es la parte buena. Porque, mientras yo estaba en el sofa con la pierna estirada, mas o menos me ha felicitado por haberme portado bien, yendo al medico y siguiendo sus recomendaciones.
Hasta que ha visto la bolsita de la farmacia. Le he visto husmear en ella, coger la copia de la receta que yo tenia aun dentro, leer... Y entonces ha empezado lo malo
- ¿cada cuanto tiempo te ha mandado esto?
-ah, si.. es un antiinflamatorio. Cada 12 horas.
La verdad es que no me gustan los medicamentos,y menos aun los que tienden a caerme mal al estomago.
-Curioso. Porque aquí en la receta pone cada 8
- Si, bueno.. es que yo tenía otro envase de eso, de otra vez,...
No me deja ni terminar. Se va derecho a abrir el botiquin donde , por supuesto, no hay rastro de semejante preparado.
-¿donde,dices?
-¡Como eres!. Solo quedaba una y he tirado el envase.
Me estoy metiendo en la trampa yo solita.
Se sienta a mi lado en el sofa, y me mira, sin decir nada. Odio cuando hace eso. Espera, a que sea yo la que rompa el silencio.
Por mi, puede seguir esperando.
Finalmente se decide a hablar.
-Lo siguiente es que yo busque el envase vació en el cubo de la basura..
-La tiré-
-¿por la mañana?
Arquea las cejas, y se muy bien que eso no presagia nada bueno.Mejor cambiar de táctica
- Ay, G... es que seguro que me van a sentar mal.. ya empezaré a tomarlas a la noche..
Me pone delante la receta
-¿cada cuanto tiempo pone aquí que tienes que tomarlas?
-Pero no seas pesadito...
-Respondeme
-cada 8 horas.
-ya. Pensaba que se te había olvidado leer.¿ puedes explicarme a santo de que te saltas las indicaciones del medico?
- ¡Te recuerdo que yo ni siquiera quería ir!
-Eso ya lo hablamos ayer. Tenías que ir, y se sobreentiende que tenia que hacerle caso.
-Y le haré caso. A partir de esta noche que será cuando empiece a tomarla..
-Verás... voy a traerte un vaso de agua, y te la vas a tomar ahora mismo
No da opciones, ya se ha ido a por el agua. Me tomo la pastilla bajo su mirada de juez, y no puedo evitar tratar de decir la ultima palabra.
_puedo andar . No hacia falta que me lo trajeras.
-Puedes andar,pero no abusar. Y vas a tener un problema, porque dentro de un rato, no podrás andar mucho y te resultará dificil estar sentada.
-No... G, te recuerdo que tu mismo me  estabas felicitando porque me habia portado bien.
_Has hecho una cosa bien, que es ir al medico. Ahora bien ¿ cuantas has hecho mal?
Me callo.
-¿ no contestas? Te cuento. No tomarte la medicina, para empezar. Mentirme.Llamarme pesadito..Y portarte como una niña caprichosa con eso de que no querias ir.¿ se me olvida algo?
.No
-Pues si. Se me olvidaba esa chuleria de que podias andar. Veamoslo. Me lo vas a demostrar andando hacia el dormitorio.
-¿por que?
-Ahora lo verás. Andando.
Una vez en el dormitorio, ocurre lo que me esperaba.claro.Y aun con suerte, porque a los azotes con la mano le siguen unos larguisimos minutos de zapatilla, peor al parecer eso va a ser todo.
Cuando acaba, me pongo de pie y me voy hacia el rincón, antes de que me lo pida.
-Espera.
Le miro. Pensaba que habia terminado. De hecho, me extraña que me haya castigado . Normalmente, si no me encuentro bien, no lo hace.
-No . Hoy no hay rincón. No te conviene estar de pie. Ven aquí.
Me hace sentar a su lado en la cama.
-Te has pasado, trasto. No te podia permitir todo eso. ¿Entiendes?
-Si
-ahora,te echas la siesta un rato, que no te vendrá mal..
-No me gusta echarme la siesta.
-Menos te va a gustar si cojo el cinturón y te enseño de una vez por todas a no replicar. A dormir
Me resigno. Tengo que estar un rato acostada,en lugar de estar en el rincón.
He dormido hasta casi las siete y media. Al despertar, con un calor increible,me he dado una ducha.
Al salir de la ducha olia a café recien hecho. He ido a la cocina.
-¿ya?- Ve a sentarte,ahora lo llevo
Llevo el pelo mojado, envuelto en una toalla,y me la quita , jugando, hasta que al final me hace reir.
Finalmente, me abraza. Ahora todo está olvidado.
Después ., vino lo bueno. Así como quien no quiere la cosa,cuando estabamos acabando el café , me ha dicho..
-Creo que tengo que arreglar ese armario
-¿por que?No le pasa nada
-No. Pero se pueden poner mas baldas.
El armario de mi cuarto es casi tan grande como toda la superficie util del dormitorio, Un capricho tonto de mi ex, que siempre me ha resultado inutil porque yo no tengo tanta ropa como para necesitar un vestidor.
No estoy segura de entender bien lo que G me está diciendo.
-¿mas baldas? ¿ para que?
-se me ocurre que la ropa de dos personas ocupa mas que al de una.
Casi no consigue terminar antes de que me lance a su cuello efusivamente.
-¿En serio? ¿aceptas venirte aquí definitivamente?
_ehhh. poco a poco.
Me aclara. Hay que hablar con todos los niños, uno a uno. Empezando por el mio, que segun G, seria normal que viera esto como una invasion no deseada.
Eso no va a ser asi. Conozco bien a mi hijo.
Y siguiendo por los suyos. El mayor, que por lo que he visto no dará problemas.  La nena, que pasado el espanto inicial que me producia, parece encantada con la situacion... Y G junior, que es harina de otro costal.
-Se adaptará. Pero quiero hablar con todos antes. No va a ser ahora,tesoro. Aun necesito un poco mas de tiempo.
Tenemos todo el tiempo del mundo. Eso es lo bueno.




No hay comentarios:

Publicar un comentario