Páginas vistas en total

domingo, 14 de agosto de 2011

Lo sabes

Las diferencias de opinión existen en toda relación. Es algo con lo que aprendí vivir desde que nací. Porque soy de esas poquísimas personas afortunadas que, desde el mismo momento de su concepción, comparten ya hasta el espacio con una hermana gemela.
Nada evidencia más que las personas tienen marcado su carácter y su destino , de algún modo, desde el origen.Hemos recibido la misma educación, hemos ido al mismo colegio, teníamos los mismos amigos y, sin embargo,.nuestros caracteres jamás se han parecido en nada.
Nos hemos pasado la vida escuchando tópicos: se supone que nos tiene que doler la cabeza a ambas a la vez ( no es cierto), que las dos ibamos a ser niñas estudiosas ( ella ha sido siempre mas disciplinada que yo para todo). Que íbamos a tener siempre las mismas amistades ( dejo de ser así a los doce años), que nos íbamos a vestir igual (ella se puede poner faldas mas cortas porque la muy asquerosa tiene mejor tipo que yo, Agggg), y que nos iba a gustar intercambiar las identidades jugando al despiste. En realidad, odiábamos que nos confundieran.
Ella me conoce casi mejor que nadie, aunque hay muchas cosas de mi vida que son secretas incluso para ella.
Pero, ante la desesperación de nuestros padres, ella era la luz y yo la sombra. La cantidad de charlas que habremos escuchado a ese respecto... A ella le decían que si no podía convencerme de que fuera mas juiciosa, tuviera mas cuidado con las amistades, estudiase mas.. Y a mi,que si no podía hacer "lo que fuera para apartar a esa niña un rato de los libros y conseguir que saliera un poco , por dios".
Llevemos toda la vida convenciendo a la gente o intentándolo, de que no somos la misma persona.Entre nosotras existe la broma de que fuimos dos donde solo debió haber una, nos repartimos mal las cualidades, y  salimos dos bichos raros,cada uno en su estilo. Eso no impide que nos queramos y nos aceptemos, claro está. El único secreto que tengo con ella es sobre mis aficiones y mis gustos, y en realidad solo se lo oculto porque tengo miedo a que me psicoanalice, y empiece a decir que estoy influida por mis fracasos, o algo así.
Con todo, es posible que sospeche algo, desde que en una ocasión en un restaurante, se encontró con un tipo camino de los lavabos y le plantó un azote al que ella respondió con un tortazo, mientras el pobre con cara de estupor intentaba explicarle que se había confundido de persona , pero que hubiese jurado...No sabia donde meterme cuando me contó esto, pero ella no hizo preguntas.
El caso es que, lo que intento explicar, yéndome por las ramas como siempre es que, por mucho que dos personas tengan en común y por mucho que se quieran, son personas diferentes. Cada una va a tener su mundo interior , sus amistades, su vida. Aunque mucha de esa vida sea compartida.
Y eso no afecta nada, no amenaza nada, no revela ningún tipo de insatisfacción, ninguna duda.
Lo sabes ¿ verdad?.
Cada persona, en la vida, arrastra un equipaje ,  a veces pesadisimo, en el que se han añadido cosas a lo largo de los años. Miedos e inseguridades, en algunos casos, si hemos sido engañados muchas veces. Yo llevo encima algo de eso, aunque hice lo posible por soltar lastre en su momento. Pero hay mas cosas. Cuando se ha puesto todo en una relación y esta termina de una forma que no es la que una esperaba, aparece la sensación de haber sido estafada de algún modo. Va mas allá del engaño, afecta a todos los aspectos de la vida, y lo que te quita, no son solo las ganas de volver a confiar. Sino que deja ahí la necesidad de reservarse siempre un aspecto privado de la vida.,una pequeña parcela que es solo de uno, en la que nadie entra, y eso no significa que yo no pueda compartir todo, es que comparto todo lo que puedo, pero necesito ese pequeño refugio.Esa parte de privacidad.
Y fuera de eso, todo lo demás pertenece a la persona a la que me he entregado.Es decir ,llegados a este punto, doy de mis misma todo aquello de lo que puedo disponer.

2 comentarios:

  1. Todos somos en el presente, la suma de nuestro pasado. Si soos de una manera, es proque la vida, con sus risas y sus golpes, nos han hecho ser así. Y es cierto que a veces el pasado pesa, y demasiado, porque la vida nos ha enseñado, de manera muy dura a veces, que debemos tener cuidado y desconfiar de todo. Aunque creo que cuando por fin llega esa persona a tu vida... esa persona especial, todo va cambiando, y ese pasado, aunque esté presente, va perdiendo fuerza cada dia, y gana el cariño y la complicidad.

    ResponderEliminar
  2. Y felicidades por las 2000 visitas!!!!!!

    ResponderEliminar