Páginas vistas en total

martes, 16 de agosto de 2011

Que asco de dia

He tenido uno de esos dias en los que nada sale bien.
Empecé a las seis y media de la mañana. G se levantó para ir al trabajo y yo me levanté para desayunar con él. Se suponia que, una vez se fuera, volvía a la cama, pero es que el dia cunde mucho a esas horas.
No, no me he vuelto loca escribiendo algo que no sabe y va a leer. Es que ya me ha pillado.
A las ocho menos cuarto, entré a la cocina a por mi segunda taza de café... Y de repente resbale con algo y cai al suelo. Siempre se me olvida que mi vieja nevera a veces pierde un poco de agua..Cai de una forma muy cómica, de rodillas como si me hubiese entrado un ataque repentino de fervor religioso. Al pronto, todo bien, pero al rato de levantarme note un dolor insoportable en la rodilla derecha, que solo cedio aplicando hielo, y que aun a estas horas resulta terriblemente molesto.
Total, que cuando le he dicho a G a la hora que me habia caido, dedujo que no estaba en la cama, ya que estaba en la cocina, y de ahí sacó mas conclusiones, la principal de todas que hago lo que me da la gana cuando el no está delante, y que esta noche me deja dormir y descansar, pero mañana antes de irse al trabajo
va a darme una zurra preventiva para que recuerde que me tengo que portar bien durante el dia, y dormir las
horas que tengo que dormir. Como por otra parte estaba muy preocupado espero poder convencerle de que lo deje correr, pero no estoy segura de conseguirlo.
Luego he salido a comprar , cosa que tampoco le ha hecho ninguna gracia pues dice que donde tenia que haber ido es al que me viera un medico. Pero es agosto, en el trabajo estamos cuatro gatos, y si llego a faltar probablemente me hubiesen hecho un consejo de guerra. No están los tiempos para andar jugandosela. La rodilla me ha molestado porque no he estado sentada ni un minuto.
Al salir, he renegado cien mil veces de mi fe en el transporte publico. La ciudad en general, y toda la zona centro en particular están plagadas, y lo digo con toda conciencia del significado de la palabra, plagadas de peregrinos-turistas armados con abanicos naranjas, que atestan las aceras, los vagones de metro los autobuses,, todo. El metro no puede parar en muchas estaciones por "excesiva afluencia de publico", asi que muchos madrileños de esos de a pie, nunca mejor dicho, que pagamos unas tarifas de transporte desmesuradas (aparte de las subidas de los abonos, el billete sencillo acab de subir un 50%), no podemos bajar o hacer transbordo donde deberiamos hacerlo.A codazos en el metro , rodeada de niños y niñas gritones a los que hay que hacer entender que los asientos con el simbolo de reservados son para la señora embarazada que va de pie, y no para que ellos se espatarren con devocion.
Los hay de todas partes (llevan banderas de sus paises), se mueven en manadas y han convertido cada tren en una torre de babel horizontal.
Así que he llegado a casa tarde. Tardisimo, cansada y dolorida, y encima me han regañado, y además los dias van pasando, el ensayo de convivencia esta finalizando y no quiero, no queremos que esto se acabe, pero hay que buscar la forma de coordinarlo todo, y no es facil.
Me voy a dormir





1 comentario:

  1. Un poco de descanso, unos ejercicios de relajación y un par de golpes a un puching ball... y como nueva!!!
    No hay mal que cien años dure, asique, este dia pasará y llegará otro mejor.

    ResponderEliminar